La miel en el desayuno de los niños

Por su gran aporte de vitaminas como y su multitud de beneficios para el organismo, la miel es un alimento muy recomendado para los niños. Repasamos algunos de ellos:

  • La vitamina B ayuda a metabolizar los alimentos y producir energía, además de ayudarnos en el crecimiento
  • Fortalece nuestro sistema inmunitario
  • Posee azúcares de fácil asimilación que produce energía de manera casi inmediata
  • Calcio para fortalecer los huesos durante una etapa fundamental

Incorporar la miel en el desayuno de los más pequeños les ayuda a superar su gasto energético diario. Un desayuno equilibrado para esa edad debería contener algún producto lácteo por su aporte proteico, cereales por los hidratos, fruta y miel. Algunos ejemplos concretos serían:

  • Un vaso de leche con miel, tostadas de pan y zumo de naranja.
  • Yogurt natural con miel y cereales.
  • Un zumo de naranja, porción de queso y tostadas con miel.
  • Un vaso de leche, huevos revueltos con jamón y vaso de zumo con miel.

Con unos cuantos sencillos cambios en el desayuno lograremos que nuestros hijos empiecen el día con energía y sin excesos de grasa. Los cambios más relevantes pasan por:

  • Sustituir la bollería industrial o galletas procesadas por pan artesano o cereales bajos en azúcares
  • Eliminar la mantequilla en beneficio del aceite de oliva
  • Priorizar el consumo de miel al de confituras industriales. Los azúcares de la mermelada se componen de fructosa (la parte que proviene de la fruta) y de azúcares refinados que aportan una gran cantidad de calorías vacías, esto es, al margen de sabor dulce no tienen ningún nutriente. La miel, por su parte es un alimento mucho más completo que aporta todos los beneficios que ya vimos.

Y si para cargar pilas por la mañana es importante un desayuno equilibrado lo mismo ocurre a la hora de la merienda. En ese momento del día nuestros hijos suelen abusar de productos poco saludables como bollería, snacks industriales… productos que suponen poco trabajo para los padres y que satisfacen su hambre de manera inmediata. Sustituir estas meriendas por otras más sanas repercutirá en la salud de todos y también en el bolsillo. Os dejamos algunos ejemplos de meriendas ligeras con miel para toda la familia:

  • Yogurt natural con miel
  • Macedonia de fruta con miel
  • Tostada con queso de untar y miel…

Por último, recordamos elegir siempre mieles naturales, artesanas, que no hayan sufrido procesos de pasteurización que les harán perder muchas de sus propiedades. La miel Bosque Celta, en cualquiera de sus variedades, hará que los pequeños se aficionen a la miel por su sabor y por sus innumerables beneficios.

 

Por |2018-03-03T12:48:47+00:0003/03/2018|Salud|Sin comentarios

Deje su comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador, en nuestra Política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies