La miel, compañera desde el principio

La miel es uno de los alimentos más primitivos de los que la historia del ser humano tiene certeza de haber recolectado y consumido. Existen obras pictóricas prehistóricas, las conocidas como pinturas rupestres que representan al hombre recolectando miel de un panal, que datan de hace unos 8.000 años, convirtiendo a la miel en uno de los primeros alimentos en ser recolectados activamente por nuestra especie.

No obstante sus aplicaciones no se limitan estrictamente a la alimentación. La miel se ha usado como producto cosmético y de belleza para los más elevados estamentos de antiguas culturas, ha sido un valioso producto medicinal con aplicaciones contrastadas en medicina antigua para tratar heridas y cortes leves… y un sinfín de acciones más que oscilan desde la magia hasta el simple placer.

Claramente es uno de los productos naturales más valorados en la historia (y por buenísimas razones) dándose su comercialización desde antes de la historia escrita. Y si buceamos en la historia encontramos multitud de referencias a este dorado tesoro en numerosas civilizaciones:

  • Existen registros en la antigua Sumeria que datan del uso de la miel hace más de 4.000 años con fines medicinales y el tratamiento de heridas.
  • Distintos textos religiosos judíos se refieren a ella como parte del tesoro de la tierra de Israel.
  • En el norte de África, hace más de 2.500 años, civilizaciones y tribus como los Númidas o los Mauritanos y los antiguos Libios consumían y comerciaban con miel, siendo parte importante de campañas militares como alimento para el camino, ya que, por su elevado aporte energético y sus buenísimas propiedades, mantenían a las tropas repletas de energía y sanas.
  • En la antigua China, la miel era venerada a niveles místicos. Afirmaban que era un equilibrador según el “Doton” “土壌の放出” (liberación del suelo o elemento tierra) además de estar reservada casi exclusivamente a la realeza. Existen textos líricos datados de más de 2.600 que referencian la miel con veneración.
  • El ejemplo más conocido y que seguramente todos habréis escuchado es el uso funerario que en Egipto se otorgaba a la miel, siendo uno de los tesoros terrenales que los faraones se llevaban a las pirámides tumbas, con la creencia firme de que les daría la energía que necesitaban para caminar el sendero hasta la tierra de los muertos.

Una curiosidad, ¿sabíais que la miel descubierta recientemente en tumbas egipcias, se encuentra en perfecto estado y sería consumible de forma completamente segura?

Por |2018-11-05T20:04:01+00:0005/11/2018|Curiosidades|Sin comentarios

Deje su comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador, en nuestra Política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies